• Inicio
  • Noticias
  • Domingo 14º Tiempo Ordinario. "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados"

Domingo 14º Tiempo Ordinario. "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados"

Domingo 14º Tiempo Ordinario. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados. ¿Cuántas veces habremos invitado a algún familiar, a un amigo o a un conocido, ir con vosotros a vuestra casa o algún sitio conocido tranquilo o simplemente estar con vosotros: "ven a mi casa... vamos a quedar... tú, llámame..."? Demuestra confianza, cercanía, cariño, preocupación... 

Y es lo que precisamente denota el Evangelio de hoy. Jesús nos acoge, no nos señala, ni nos juzga, ni nos rechaza, ni nos margina, ni nos olvida... Nos acoge con gestos, palabras, actitudes y hechos. Nos quiere y nos abraza. Nos dice a cada uno de nosotros: "Ven a mí". Pero estas mismas palabras, son las palabras que nosotros tenemos que lanzar en nuestro mundo de hoy. En un ambiente donde cada vez parece más patente la radicalización de posturas, donde parece más difícil la aceptación de la diversidad, ante el rechazo del que piense o es distinto a mí... ¡Cuántos yugos estamos poniendo a la gente en nuestras vidas (incluso a nosotros mismos)! 

Nosotros, como comunidad cristiana, como Iglesia que somos, hemos de hacer este esfuerzo que nos pide hoy Jesús, de animar a nuestros hermanos a que acudan a esa Iglesia sanadora que cura las heridas, a esa Iglesia acogedora que abraza nuestras miserias, a esa Iglesia que antepone al ser humano ante convencionalismos, normas y legalismos, a esa Iglesia que busca la felicidad y la alegría para quien la vida le ha pegado algún revés...

Que el verbo que hoy repitamos sea el mismo que nos ofrece Jesús: "Ven a mí"... Tu sitio está junto a Él, tu sitio está junto a nosotros, tu sitio está en medio de esta comunidad cristiana, donde te presente a ese Dios que quiere alivio y descanso para tu vida. ¿La aceptas?