Navidad franciscana 2019

Los pasados días 27 al 29 de diciembre, 50 jóvenes de las etapas san Damián y Porciúncula de la zona Poniente celebraron la Navidad franciscana en el Centro Ágora FRANCESCO de Cáceres. Ha sido un fin de semana donde hemos podido trabajar el sentido real de la Navidad, según la entendió san Francisco de Asís.

Los jóvenes de san Damián, camino a la Virgen de la Montaña, conocieron a los distintos personajes de la Navidad durante el camino. Una vez arriba, tuvimos una oración mariana, a los pies de la Patrona de Cáceres. Tuvimos también la gran suerte de encontrarnos con D. Francisco Cerro, obispo de Cáceres. Nos enteramos ese mismo día que ha sido nombrado Arzobispo de Toledo. Desde aquí le agradecemos su cercanía que siempre ha mostrado a nuestros jóvenes y le deseamos lo mejor en su ministerio en Toledo. Después tuvimos un momento fraterno con las hermanas clarisas de san Pablo, donde entablamos un diálogo de conocimiento mutuo. No faltaron los villancicos y los polvorones. ¡Gracias, hermanas, por este encuentro fraterno!

Los jóvenes de la etapa Porciúncula colaboraron con las Hijas de la Caridad y las Hermanitas de los Pobres. Conocieron más a fondo la pobreza y la soledad que coexisten en nuestros pueblos y ciudades. Damos gracias a todos los que nos han ayudado a esta experiencia y a poder colaborar. Nuestros jóvenes aprendieron la importancia que tienen en nuestro mundo y todo lo que pueden realizar. Por la tarde tuvieron un Festival de Navidad con los ancianos de las Hermanitas de los Pobres. Después, ambas etapas nos volvimos a encontrar en el Centro Ágora, para tener un momento de oración, ante el Santísimo, ante la atenta mirada de Dios hecho niño.

En la mañana del domingo, nuestros jóvenes prepararon unos regalos muy especiales para después de la Eucaristía repartirlos por la Plaza Mayor de Cáceres, donde también pudimos mostrar a todos con un Flashmoob el himno-lema de este año: "Hazlo posible... x amor".

Desde aquí, las gracias a nuestros jóvenes que nuevamente han querido compartir con más jóvenes estos días navideños y dedicar parte de su tiempo a los más necesitados, gracias a nuestros incansables cocineros Juan, Lourdes, Lourditas y Manolo que siempre están ahí, gracias a nuestros monitores franciscanos por su entrega e ilusión, y gracias a nuestros hermanos franciscanos de Cáceres que nos han acogido durante estos días.

Otro año más, lo hemos hecho posible... x amor... Gracias a todos y nuestros mejores deseos para este nuevo año que entra.

Paz y Bien

ozio_gallery_nano