Domingo 26º TO: "El que no está contra nosotros está a favor nuestro"

26 Septiembre 2021

El que no está contra nosotros está a favor nuestro. ¡Cuántas veces habremos escuchado en nuestros ámbitos cristianos frases parecidas a yo soy del padre Fulanito o soy de fray Menganito, o soy del grupo tal o del grupo cual...! A veces tomamos nuestra vida de fe como una competición de escoger el mejor equipo e infravalorar a los demás. Hemos perdido de vista que este camino que estamos recorriendo todos, hay muchas formas de hacerlo... Hay gente que en un camino les gusta ver paisajes, otros pasar por sitios históricos, otros por donde haya gente, otros buscan un acceso no muy duro... Pero todos son caminos que llegan a un mismo término. 

Ojalá sintiéramos nuestra vida de fe como una partitura. Cada nota puede estar en un sitio distinto del pentagrama, pero todas las notas son necesarias para formar una preciosa melodía. Habrá notas que estén más arriba, otras más abajo, otras más largas otras más cortas, unas más rápidas otras más lentas, incluso son necesarios las notas de los silencios... Deja los prejuicios que no te dejan caminar, deja la crítica, la murmuración, el poner trabas al otro que al igual que tú quiere caminar pero también tiene sus dificultades. Hazte compañero de camino entre tantos caminantes. Todos vamos en el mismo barco. 

Lectura del santo evangelio según Marcos 9, 38-43. 45. 47-48

El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela
En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: "Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros." Jesús respondió: "No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos la infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga."