SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI. Ciclo A. “Yo soy el pan vivo”.

14 Junio 2020

“Yo soy el pan vivo”. Durante casi 2 meses, muchos de vosotros habéis estado sin poder comulgar físicamente. Ha sido un ayuno que nos ha hecho valorar y sentir ese deseo de alimentarnos de Él.
Pero el comulgar no es sólo alimentarme yo espiritualmente, el recibir el Cuerpo de Cristo implica también hacerme comida y alimento para los demás. No tendría sentido si sólo busco mi propio bienestar. Hemos de saber alimentar con nuestras vidas a los demás, darles perdón, amor, esperanza, alegría... ser pan que se parte, se reparte y se comparte. Si esto no fuera así, nuestra fe quedaría vacía.