Domingo 29º Tiempo ordinario: "Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios"

18 Octubre 2020

Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Seguramente has escuchado más de una vez esta frase, y en muchas ocasiones se ha malinterpretado, como si nuestra fe no tuviese relación más allá de lo meramente espiritual; la política, la sociedad, las administraciones, lo legal, lo ideológico... ¿nuestra fe está al margen de todo eso? Todo al contrario, fe y vida tienen que estar siempre cogidas de la mano. 

Esta frase tendría que hacernos pensar qué valor prima en nuestra vida: ¿hacemos del poder, del dinero, del prestigio... un dios? Y Dios, ¿lo hemos convertido en algo vanal, algo mundano, algo que podamos manipular a nuestro antojo, o algo de usar y tirar? He aquí la cuestión. 

No daremos a Dios lo que es de Dios cuando sigan habiendo personas sin empleo, con contratos basura, sin posibilidad de conciliar trabajo y familia; cuando la economía sea simplemente un recurso de poderosos; cuando sigamos hablando de pobreza, del hambre en el mundo, de la destrucción del planeta, pero seguimos sin renunciar a la comodidad, lujos y despilfarros; cuando sigamos sin encontrar espacios de encuentro con el otro.. o con Él...; cuando sigamos enseñando a nuestros jóvenes que lo importante es ser alguien en la vida a toda costa; cuando sigamos ayudando a una sociedad consumista y de placer; cuando sigamos que los servicios primarios no estén al alcance de todos; cuando sigamos siendo presos de nuestras ideologías sin dejar espacio al diálogo, la comunicación y la asertividad; cuando sigamos echándonos nuestras manos a la cabeza sin hacer nada mientras millones de personas siguen muriendo, y no sólo del coronavirus...

¿Estás dando a Dios lo que es de Dios, o te estás dando como César lo que es del César?