APJ zona centro en Toledo 20 y 21 de octubre de 2017

APJ zona centro en Toledo 20 y 21 de octubre de 2017.  El pasado fin de semana la parroquia de San Juan de los Reyes en Toledo acogió el encuentro de la asamblea de pastoral juveniles (APJ) de la zona centro de la pastoral juvenil vocacional (PJV) de la provincia de la Inmaculada.

Las parroquias franciscanas de Alcalá de Henares, Alcorcón, Ávila, Toledo y hasta una “pequeña representación” de Almendralejo (residentes en Madrid) vivieron una jornada fraterna que ayudó a tomar conciencia de nuestra identidad y a seguir poniendo toda la ilusión en el trabajo encomendado. La mañana comenzó con una formación para catequistas a cargo de Fray Pedro y acompañado por Sor Conchi y Fray Luis Enrique bajo el título Mirando la Eucaristía con San Francisco de Asís. Una catequesis que profundizó en el origen de la Eucaristía del griego acción de gracias o como la llamaba San Francisco el Santísimo cuerpo y sangre de nuestro Señor Jesucristo y la visión cristiana de dicho sacramento que va unido a la confesión. La formación comenzó con unos divertidos test para introducir el tema y los puntos importantes de esta formación fueron:

1. Mirada: desde tu momento espiritual, desde dónde acoges.

2. Mirada: la verdad que se me anuncia. San Francisco de Asís nos invita a mirar de otra forma en su 1ª Admonición.

3. Mirada: San Francisco de Asís decide, marca la diferencia porque la Eucaristía y la Confesión orientan su vida.

Si nadie cree, cree tú.

Al finalizar esta primera formación, Fray Luis Enrique comunicó diversos avisos del Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal.

A continuación, celebramos la Eucaristía con alegría de conocerla más con la mirada de San Francisco de Asís. Después de la comida y la sobremesa, dio inicio a la segunda formación y debate donde Fray Pedro abordó Las redes sociales con los jóvenes.

La jornada finalizó con las primeras reuniones de Convivencia Francesco y Pascua 2018 donde se sentaron las bases para empezar a trabaja en estos dos eventos tan destacados de nuestro calendario.

Una jornada intensa pero muy productiva de la que los catequistas acabaron muy contentos por todo lo vivido. Ahora toca ponerse manos a la obra a dar lo mejor en cada pastoral trabajando por el Reino con el entusiasmo de llevar a Dios a los más jóvenes.